14 de Abril, día de la II República Española

20180414_IIRepublica_actos
El día 14 de Abril de 1931 fue proclamada en España la 2ª República como forma de Estado. Con la República, se inició un periodo, corto pero intenso de esperanza. No sólo significaba poner fin a un régimen monárquico que fluctuaba entre un paternalismo y un absolutismo opresor. Comenzó una breve era de progreso y modernización en todos los aspectos: económico, derechos civiles ciudadanos (legalización del voto de la mujer, libertades democráticas), laboral, científico e investigador, educación y cultura, cobertura de necesidades básicas para todas las personas… Todo se frustró con el golpe de estado militar de 1936.

20180414_IIRepublicaEs cierto que, después de 40 años de dictadura militar y fascista, se logró en 1978 la libertad y una Constitución equiparable a la de los países más avanzados, basada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, con la forma de una monarquía parlamentaria (El rey reina, pero no gobierna).

Dejando a un lado el déficit democrático que esta transición acarreaba, hubo momentos de avance significativo. Sin embargo, la coincidencia de una brutal crisis económica en 2008 y 2 legislaturas con mayoría conservadora del Partido Popular, han causado un deterioro y retroceso importante de la democracia. La separación de poderes entre el Poder Judicial y el Ejecutivo, y la separación de la Iglesia y el Estado, ponen en entredicho la bondad de los valores republicanos y democráticos. El trinomio LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD, se tambalea. La Ley “Mordaza”, la persecución y sentencias contra cómicos y twitteros, son síntomas de falta de libertad. Los informes de la OCDE y de la propia Unión Europea ponen a España como el país que más ha crecido la desigualdad: pobreza, brecha salarial y de pensiones entre mujeres y hombres, Y, los planes de reforma laborales, la privatización continua de los servicios públicos más necesarios, universales y de calidad: sanidad, educación, seguridad social, servicios sociales, garantes de solidaridad, han causado una desafección de la ciudadanía con un sistema que no cumple con los derechos establecidos en la propia Constitución. Todo esto, unido a una tóxica influencia de grandes emporios económicos y financieros que extienden sus tentáculos en todos los órdenes de la vida política en democracia, hace que miremos cada vez más personas a los valores republicanos.