21 de marzo: día internacional de la poesía

20170321_DiaPoesiaEste Día fue establecido por la UNESCO en París en 1999 con el propósito de promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales de poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura.

Según Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, «La poesía es una ventana a la diversidad excepcional de la humanidad» y Pablo Neruda decía que «la poesía es siempre un acto de paz».

Para mí la poesía es un despertar del sentimiento, es un toque a lo profundo del alma; y es un toque que conmueve, que despierta, que incita a la lucha. Como en este día se celebra también el día internacional para la eliminación de la discriminación racial y étnica, he querido unir los dos con un poema ya que en muchos casos la discriminación racial y/o étnica va unida a la pobreza, o por lo menos hace que aquella aumente considerablemente.

Los Nadies
Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de
pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a
cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni
mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho
que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se
levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la
vida, jodidos, rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la
prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

Eduardo Galeano. Fuente: www.biografiasyvidas.com