PODEMOS PLANTAR CARA

20170315_DiaDeLosDerechosDelConsumidorEn el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores consideramos importante expresar:

Nuestra indignación por

  • El panorama político, económico y social que afrontan los consumidores.
  • La impunidad de los grandes sectores como la banca o la energía hace que el abuso al consumidor sea imparable y siempre sobre los mismos, desamparados por la ley, que no da soluciones.
  • Los tratados TTIP y CETA que tendrán efectos devastadores para el empleo y la economía.
  • Las Leyes hipotecarias que rompen la vida a muchísimas personas en nuestro país.
  • Los bancos que han defraudado sus pequeños ahorros a tanta gente y que les han hecho sumirse en deudas eternas, de las que es casi imposible salir. Necesitamos leyes hipotecarias que favorezcan a la gente.
  • Los costes de esta crisis que llegan directamente a los consumidores, a las familias que no pueden afrontar gastos.

Ante esta impotencia, estos abusos, a lo que le tenemos que añadir una crisis económica con sus reformas abusivas, necesitamos nuevas medidas económicas y políticas:

  • Medidas políticas alternativas para cambios reales, en los que los consumidores estén afectados.
  • Suministros de energía favorables a la gente y no a los grandes empresarios del sector.
  • Fomentar el consumo colaborativo, el autoconsumo energético, las cooperativas y el consumo local y ecológico.
  • Garantizar los servicios básicos en cuanto a energía. Las personas no somos mercancía.
  • Nuestro rechazo.

Hay que fomentar un nuevo modelo en el que se fomente el CONSUMO RESPONSABLE que se distingue por ser:

  • Un CONSUMO ÉTICO ya que en él que se introducen los valores como una variante importante a la hora de consumir y se valoran las opciones más justas y solidarias, no basándonos en nuestro beneficio personal, además de realizar un apoyo al pequeño comercio local.
    Este tipo de consumo implica dos aspectos fundamentales:

  • Búsqueda de información y la formación de un pensamiento crítico con la realidad que nos rodea, cuestionándonos que hay detrás de cada cosa que consumimos y cuáles son sus consecuencias.
  • Reducción de nuestros niveles de consumo como una opción ética.
    • Un CONSUMO ECOLÓGICO que incluye las tres «erres» del movimiento ecologista: Reducir, Reutilizar y Reciclar. También incluimos elementos como la agricultura y ganadería ecológicas, la opción por la producción artesana, etc.
    • Un CONSUMO SOLIDARIO al tener en cuenta las condiciones laborales en las que se ha elaborado un producto. Se trata de pagar el precio justo por un trabajo, eliminar la discriminación y potenciar alternativas sociales y de integración.

El comercio justo es un movimiento que aglutina productores, organizaciones sociales, importadores y consumidores, teniendo como objetivos prioritarios:

  • Fomentar y potenciar el consumo responsable en nuestras sociedades.
  • Reducir la pobreza de los países empobrecidos, gracias a un sistema solidario que dé a los productores acceso a los mercados.

Un Consumo que favorece el cooperativismo y los grupos de consumo que son consumidores que se unen para comprar directamente al productor, consiguiendo precios más asequibles, alimentos más naturales y apoyo a una producción ética de los alimentos