21 de febrero, Día de la Lengua Materna

20170221_DiaLenguaMaternaEl día 21 de febrero es el Día de la Lengua Materna. Como lengua materna entendemos la que nos transmiten nuestras madres, con la que expresamos nuestras primeras palabras, con la que aprendemos nuestras primeras nociones en la escuela y la que nos va a ayudar a expresarnos con nuestros semejantes. Recibir una educación pública y de calidad en nuestra lengua o lenguas maternas es un derecho fundamental, recogido por Naciones Unidas.
La Lengua es el vehículo fundamental de las relaciones humanas, por lo que debemos cuidarlas, promocionarlas y protegerlas como cualquier otro patrimonio inmaterial. En un mundo globalizado como el que vivimos ahora uno de los grandes retos es el plurilingüismo, poder expresarse en varias lenguas. Otro desafío de la educación es que los estudiantes no sólo sean capaces de expresarse en su propia lengua, sino en otras.
Y hablando de lengua materna, si hay algo de lo debemos sentirnos orgullosos y orgullosas es de nuesa llingua, la llingua llionesa, patrimonio de León y otros territorios. Es una pena que un tesoro cultural que poseemos en nuestra tierra esté considerado por la UNESCO en peligro de extinción. Y es escandaloso que las instituciones la estén dejando morir.
En agosto de 2016, Podemos presentó en las cortes autonómicas una proposición no de ley sobre la lengua leonesa, instando a protegerla, difundirla y ofertarla como materia de libre configuración autonómica en la enseñanza. Lamentablemente esta proposición no salió adelante con los votos en contra del PP y la abstención de Ciudadanos.
Con esta negativa, el gobierno autonómico contraviene claramente lo que viene expresado en el artículo 5.2 del Estatuto de Autonomía que dice “El leonés será objeto de protección específica por parte de las instituciones por su particular valor dentro del patrimonio lingüístico de la Comunidad. Su protección, uso y promoción serán objeto de regulación”. Recordemos que el Gallego se oferta como materia de libre configuración en las comarcas de El Bierzo y Sanabria.
Es más, esta decisión contraviene la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias de 1992, aprobada entre otros países por España, la cual considera las lenguas regionales como riqueza cultural. ¿Acasu el llionés nun ye? Aquí hay que mencionar que el mirandés (emparentado con el llionés) fue declarada lengua oficial en la provincia de Tras-os-Montes e Alto Douro (Portugal) en 1999 y se resiste a desaparecer.
No debemos estar desesperanzados, y aquí va un ejemplo. Ante su inminente desaparición, en Reino Unido se promulgaron una serie de actas sobre el idioma galés (particularmente el Acta de la Lengua Galesa de 1993), estableciendo su uso y enseñanza en los centros educativos, así como su promoción, entre otros, en los medios de comunicación. De hecho, los residentes en Gales deben aprender galés durante la educación obligatoria al menos como segundo idioma. Cada vez hay más hablantes de galés y gente que al menos lo entienden, por lo que se puede decir que está resurgiendo.
No debemos perder la esperanza, pero al mismo tiempo debemos sentirnos orgullosos de lo nuestro, defenderlo y promoverlo. Debemos defender, fomentar y promover nuestra lengua madre, nuestro patrimonio inmaterial que es la llingua llionesa. Como dijo en la Cámara Baja (y desde aquí nuestro agradecimiento) Carlos Mulet, senador de Compromís “Reitero que la bayura del nuessu Estáu son las suas llinguas y culturas y aspero poder ascuitar el llionés n’aquesta cámara lu más lluéu possible, acupando’l sou llugar n’igualdá col restu d’idiomas»